Vincent.

Yo quiero un perro que se llame Vincent, con acento inglés.

Seré breve. Podría repetir todo aquello continuamente. Cosa que resultaría redundante. Por lo tanto usaré Vicente. 

Me desespera no poder tatuarme Vicente que vivo y siento. ¿Cómo os hago llegar lo que he vivido?. Adoro salir de casa, de mi zona de confort. No me gusta limitarme, querer poder alcanzar mi nirvana. Bien, Vicente que tengo no se resume en unas coordenadas, o un lugar especial, pero sí en la suma de todo aquello. Ahora sí, todo aquello.

Corazón y pasión sobre ruedas. Desmonté mi habitación para instalarla en su coche, junto a ella. Tablas, cámaras, ropa y objetos totalmente innecesarios, para hacer bulto. Molaba más. Un simpático trayecto de siete horas, a su lado, corto. ¿Olas? Nunca las suficientes, ¿Comer? De lujo, y, un lujo. ¿Dormir? Poco, había que madrugar. Le faltaban horas al día.

En resumen, un placer Cantabria. Gracias Ce por la excelente compañía. Jörg, a ti también, estás hasta en la sopa, princesa.

Espero que os y haya gustado. Por lo menos, sustraeros de vuestra zona de confort.

-P.

_

















- The Floater Surfing.







Comments

Popular Posts