Ruido




Ruido

-

No tenía pensado hablar de nada en concreto, tampoco de Surfing. Toca improvisar, quizá romper con la rutina es precisamente lo que necesitamos. 

- Hay que saber escuchar por encima del ruido y ahora por suerte o no, tenemos silencio. Pero por favor, que no nos hagan callar. Yo ya he bailado bajo la lluvia y lo seguiré haciendo aunque en el patio sea. También he corrido desnudo bajo una tormenta y mil cosas más que ya entonces supe valorar. Ahora valoro la verdad, esa que ahora tanto escasea, y combato a fuerza de voluntad el miedo, ese que se afanan en propagar. Cuida de los tuyos y haz que cada día desconecten de los medios y conecten con su verdad, 
Rafa. -

Siento que ganamos al tiempo.

Recorrimos las costas del Garraf en una Volkswagen del 95. Sin prisa, de fondo escuchábamos la misa que dan cada mañana en Radio María. Reclinaba la cabeza sobre el marco de la puerta para que mi visera no saliera por la ventanilla, que siempre mantiene abierta Rafa, junto con sus pies descalzos. Paramos en Vallcarca, que asco de olas. Llegamos hasta Sitges y nos dimos la vuelta.

De regreso por la C-31, a la altura de la calle Alcalde Güell, vimos una serie entrar desde lejos, decidimos dar la vuelta  a la rotonda dirección Rat-Penat y pasar bajo el puente hasta llegar a la playa. Nos pusimos rápido el traje y enceramos nuestras tablas. Llevaba conmigo un carrete por si  antes o después había que recordarlo. Eso hice. 

-




Explícame de cuántos mundos
estamos hablando.
Cuántos tienes,
En cuáles encontrarte aprendiendo 
latín.

De cuántos sales y a cuántos
entras
Para amenizar la convivencia.
De las ganas que tienes de salir.

Si en algunos las olas se alargan
Se acorta la vida
Te olvidas de ti.

Explícame cuántos mundos se
están acabando.
De dónde vienes,
En cuáles perderme si me acuerdo
de ti.

M.P









Fin.

-
The Floater Surfing. All rights reserved.



Comments

Popular Posts